tecapack@alfara.com.co

Hasta hace tan solo 4 años en Colombia, el ciudadano que iba a cualquier tienda o supermercado era el responsable de la correcta disposición del empaque del producto que consumía; es decir, estaba por completo en sus manos aportar a la cadena de aprovechamiento de este empaque. 

Sin embargo, desde el año 2018, esta responsabilidad se comparte con el fabricante o importador del producto. ¿Y cómo funciona esto? Si en este instante vas a comprar una botella de agua, ya no solo tú tienes la responsabilidad de depositar la botella, después de consumir el agua, en la caneca con bolsa blanca para esto asegurar el aprovechamiento del plástico que la compone. Mientras compras y te tomas el agua, la empresa que puso este producto en el mercado debe estar trabajando de la mano de un plan de gestión ambiental de residuos de envases y empaques (o en sus siglas PGAREE). Desde este plan se encargan de aprovechar un porcentaje de las botellas de agua puestas en el mercado, después de que el empaque pierda su vida útil. 

Lo anterior se refiere a la Responsabilidad Extendida del Productor (REP). Esta responsabilidad se determina, según la Estrategia Nacional de Economía Circular de Colombia, como: “La responsabilidad extendida del productor es el principio por medio del cual los productores mantienen un grado de responsabilidad por todos los impactos ambientales de sus productos a lo largo de su ciclo de vida, desde la extracción de las materias primas, pasando por la producción y hasta la disposición final del producto como residuo”. 

La REP es una realidad en el país con la resolución 1407 del año 2018, la cual tiene como objetivo el aprovechamiento de un porcentaje de los envases y empaques puestos en el mercado. Dicha normativa obliga a cada empresa que fabrique o importe productos que ponga en el mercado de Colombia a que asegure el aprovechamiento del material de sus empaques después de ser usados, si estos están hechos de papel, cartón, plástico, vidrio y metal. Es así como en Colombia se habla de economía circular. Esto es, la posibilidad de aprovechar cada recurso natural hasta su máximo posible y reducir los residuos inutilizados.  

Entonces es necesario que los consumidores de múltiples productos que son empacados hagan una correcta disposición y separación en la fuente de los residuos para aportar a la responsabilidad que desde hace dos años se comparte con los productores. A su vez, este es un llamado a los productores a aplicar la REP y a dar cumplimiento a la resolución 1407 del año 2018. De esta manera, se consigue un trabajo conjunto en pro de la economía circular y la disminución de desechos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *